Acceso a la Quietud Dinámica

La mente del practicante se calma, se serena, se ahonda, y se expande, dejando marchar la visión de uno mismo. Acceder a la Quietud Dinámica consiste en dejar de verdad marchar lo conocido. No puede accederse a ella en el contexto de lo que la mente sabe. Esto consiste en dejar ir el saber, el intentar, e incluso la auto-visión, es decir, qué y quién creo que soy yo. Nunca hay una pregunta de cómo entrar a ello, sólo un proceso de dejar marchar. Esto es muy desafiante para la mayoría de los practicantes que son entrenados para saber y hacer mucho. También es desafiante en un nivel más profundo, donde nuestro sentido de autoprotección puede desafiarse.

Con esto nos referimos al desafío que deja marchar lo que nosotros sabemos, nuestras necesidades, y cualquier deseo de resultado o conocimiento.