La puerta a la Quietud

La puerta a la quietud

Sólo cuando no sabes lo que buscas estás abierto a las respuestas que cambiarán tu vida.

La historia, que es pasado, es lo que nos permite proyectar un futuro. Si nos diésemos cuenta de nuestro apego a la historia, podría soltarse y el futuro seria nuevo, libre, sin el tiempo lineal en el que estamos auto-atrapados.

La curación sólo puede tener lugar en la quietud, entendiendo la quietud como un lugar atemporal, el vacío del cual emerge la forma. La curación no es un proceso, es quántica; sólo puede tener lugar AHORA, pero nos limitamos a nosotros mismos y a los demás al solo estar viviendo el tiempo lineal.

La puerta de entrada a la QUIETUD, a la atemporalidad es aceptar plenamente LO QUE ES. Entra por ahí.
Amor
Carles Compañ