Sentido

La Presencia Biodinámica libera

El movimiento por sutil que puede a llegar ser no puede liberar: el movimiento cambia, desplaza, rectifica.

Cuanto más respetes el conflicto, la problemática, la pesadez que habita en ti, más surge la libertad del vacío de donde surge lo nuevo.

En este espacio de libertad podrás ver hasta que punto cada cosa, cada objeto, palabra, música o caricia del viento tiene un sentido más allá de lo que cualquier filosofía pudiese imaginar.

La vida deja de ser un concepto.

Solo necesitas Escuchar, estar presente a el movimiento de la vida.

Cuando te involucras en el dinamismo de querer liberarte de un conflicto, creas positivo-negativo, la oscuridad y la luz. Entras en combate sin fin, ya que uno lleva a lo otro.

No hay combate: soló Escucha. Acepto, estoy disponible al dolor, a los problemática, la tristeza, la soledad, la angustia. Vivo con ello humildemente. Es lo que me llega en este instante, no es una condena divina para la eternidad. Me entrego a ello.

El cambio viene de la abdicación total.

Ya no es necesario hacer esfuerzo, obligarse, intentar. No hay nada que ver, nada que comprender: Solo Escuchar, Amar, Sentir…Es un no-combate.

En esta paz, este vacío, el secreto de las cosas se presente. Pero no es un secreto conceptual. El gozo se inscribe en todas las percepciones al no haber separación.

En ese momento, toda mi juventud, mi educación, mis locuras adquieren sentido. Comprendo de manera no mental, por que he bebido tanto, leído tanto, pretendido tal o cual cosa. Por qué he tedio tanta necesidad de esto, de aquello, de amor y comprensión.

Todos mis mecanismos afloran y los reivindico. No quisiera ni por un instante ser diferente, ni un milímetro, pues no sería realidad.

Cuando miro, todo cobra sentido. Un sentido informulable, más allá de todo sentido.

El auténtico sentido es morir. No hay otro.
Amor
Carles