LLANTO EN LOS OJOS

Hace como unas 24 horas que viendo a mi hijo en mis brazos después de poder acompañar a su madre en el proceso de parir respetando los tempos, no puedo dejar de llorar de emoción al darme cuenta de que Nuria y Marc me han enseñado mi historia de vida más temprana, lo cual hace que tome completa coherencia en mi y ha empezado a ser digerida y soltarse.
Ahora ha encarnado en mí la enseñanza que dicen vienen a enseñarnos los niños, y también la enseñanza que intento que puedan encarnar los alumnos y pacientes con los cuales me siento privilegiado compartir.
Doy las gracias a mis dos hijas mayores Isis y Lluna, porque ahora sé que cuando cada una de ellas vinieron no pude acompañarlas plenamente en esta lección que venían a darme, siento que no estaba preparado todavía para ella.
Toma una fuerza en mi el trabajo de que la impronta del nacimiento y primeros años de vida es lo que nos marcara nuestra historia de vida no digerida la cual intentaremos digerir creyéndonos separados de lo que somos por debajo de la experiencias no digeridas.
Es importantísimo si queremos que el sufrimiento humano desaparezca y ser felices, tenemos que ayudar a la madre y el bebe sean respetados en sus tempos de parto y que no sea manipulado como un paquete de regalo que ni siente ni padece diciendo que es ¨por su bien¨ lo cual hace que el resto de nuestras vidas nos sintamos perdidos.
Amor
carles

5 comentarios sobre “LLANTO EN LOS OJOS

  1. Gracias Carles por compartir tu experiencia. Estar en los círculos y tu presencia me cambiaron la vida. Han sido los grupos más cómodos y expansivos de mi vida. Lo extraño, aunque el trabajo continúa y sigue en mi. Abrazo

Comentarios cerrados.