Conversaciones en Presencia Biodinámica®

Conversaciones en

Presencia Biodinámica®

 C- En la experiencia pura, en este momento hay un sonido. El pensamiento lo etiqueta como el canto de un pájaro y ese pensamiento produce una reacción: me gustan los pájaros o no me gustan. ¿Podemos escuchar esos pensamientos y, al mismo tiempo, el sonido que no es pensamiento? ¿Qué es? Percepción, pensamiento, sensación.
N- De modo que este trabajo es escuchar, escuchar, los pájaros, el avión, y escuchar los pensamientos que surgen por mi mente (por ejemplo: me pregunto si estoy experimentando este momento tan intensamente como debiera) y sentir las sensaciones en el cuerpo. ¿Esto es el trabajo?
C- Sí, si hay amplitud en la escucha, todos los sonidos, pensamientos y percepciones están abiertos. No tratamos de apresar ni de rechazar nada. Y si apresar, rechazar o juzgar se presenta, ¿podemos percibirlos con amplitud, de manera que todo lo que suceda tenga lugar en un espacio amplio sin juicios? Si surge el juicio, no necesariamente tiene que ser juzgado. Tampoco es necesario liberarse de él. Hay espacio para todo lo que suceda. ¿Podemos estar simplemente con todo lo que hay, sea lo que sea, no como jueces, actores o controladores, sino abriendo un espacio de escucha a todo lo que emerja, pensamientos, sensaciones y percepciones?
N- Noto que el pensamiento comienza a transformar esto que dices en un proyecto o práctica para tratar de realizarlo. 
C- ¿Que es “tratar”? Vamos a verlo. ¿Qué forma parte del “tratar”? Tú mencionaste un pensamiento transformando en un un proyecto lo que se acaba de decir acerca de escuchar con apertura: “Esto es lo que hay que hacer. Es la tarea que debo realizar siempre” 
    ¿Puedes escuchar tus pensamientos mientras se están produciendo?
N-  Quiero lograr algo con esto. Esto puede traerme beneficios.
C- Nos quedamos atrapados en ese deseo de obtener algo que implica imaginar que si hago esto voy a ser mejor en comparación a como soy ahora. 
    ¿Puedes ver la comparación operando? Tratar es un proceso palpable, conlleva manifestaciones físicas. El cuerpo responde a todos los pensamientos, a cada deseo que emerge en la mente. 
    De modo que, o se produce un enredo con ese proyecto (el pensamiento de desear algo a cambio de escuchar en calma, deseo de mejorar como persona) o ves el enganche. 
Si no hay ver, hay tratar: tratar de encontrar un método, buscar una persona que pueda enseñarnos.
    Lo que hay: el sonido del avión, los ladridos del perro, los pájaros, la sensación del viento, la luz del sol poniéndose, el sonido del teclado, la sensación del cuerpo en la silla, los pies en el suelo. ¿Cúal es el inconveniente de estar en contacto con lo real, con lo que verdaderamente sucede en este momento, aunque sea poco espectacular?
Este es uno de los problemas, la idea de estar en contacto con la realidad debe ser algo espectacular, fuera de lo ordinario. Esto es completamente simple. ¿Podemos ver sin ese acto nos proporcione “algo”? ¿Podemos escuchar, sentir, percibir, pensar completamente abiertos sin saber?
    Al mismo tiempo hay otras cosas, la respiración, la sensación del viento, el ladrido del perro, el latido del corazón. El universo entero esta aquí, la maravilla del universo, no su concepto. 
    Siente…
    Amor

    Carles