DÓNDE EXPERIENCIAMOS EL MUNDO

En el único sitio que experimentamos el mundo es en nuestro cuerpo. No, no somos nuestro cuerpo ni tampoco las emociones, los pensamientos, ni nuestras historias.
Mas no podríamos tener experiencias si no estuviésemos separados, cuando buscamos la experiencia, sea la que sea, es por que damos a suponer que no estamos bien con lo que es y buscamos fuera y nos alejamos.
Si podemos entrar en contacto con otro sin intentar hacer nada es posible empezar a percibir. ¿De quién es lo que percibimos? ¿Dónde lo percibimos? No podemos sentir lo que los demás sienten, sólo podemos percibir lo que está en nosotros. Esto puede resultar duro, el reconocer que cualquier sentimiento que perciba en contacto con otro sólo puede ser mío.
Cuando creo que tengo que hacer algo para mejorar, cambiar, quitar el sufrimiento de otro, ¿quién está sufriendo? Cuando no hay pensamiento, ninguna idea de cómo deben ser las cosas, ocurre lo correcto que viene del Ser, es una acción impersonal y no una acción que surge de la mente limitada por el saber. Cuando la acción viene de ese saber es limitante, cuando creo saber cómo tienen que ser las cosas, éstas están limitadas a mi experiencia de vida y toda experiencia es separación -alguien tiene una experiencia- y la separación es sufrimiento.
No, no puedo saber lo que el otro necesita ni tampoco lo que yo necesito, esto sería limitarlo a mi experiencia de vida.
Si puedo estar con lo que siento, sin separación, ¿cómo puedo no separarme de lo que siento? Sintiéndolo sin nombrar, si nombras el sentir que en primera instancia empieza siendo una vibración –en el presente-hasta que le pongo un nombre (miedo, rabia, amor…) me voy al pasado y dejo de sentir proyectando al futuro.
Si permito la realidad del momento, el momento pasa y no hay sufrimiento puesto que no hay separación y todo es posible y está completamente claro, se disuelven los problemas que te aquejan, que nunca surgen de este momento. Parece como si fuera un milagro, pero es algo totalmente natural, no es más que la disposición de permanecer en paz con lo que es en este momento. ¿Dónde está apareciendo el mundo?

Amor
carles

4 comentarios sobre “DÓNDE EXPERIENCIAMOS EL MUNDO

  1. A lo que creo que te refieres cuando hablas de experiencia, con el cuerpo (siempre con separación).
    A lo que me refería es a esas veces en que las cosas sencillamente son, parecen tener peso y presencia `propias, y no hay nada más.
    Me resulta difícil expresarlo.

  2. Hola Carles,

    Me parece valiente tu post de hoy.

    Lo que somos, es un solo bloque de realidad, que no deja que nada, que se llame consciencia, lo toque aunque la haga posible.

    Esa fuerza que hace que todo cuanto llegue desaparezca, no conoce el mundo como bien dices y porque no tiene fisuras, ni espacios, ni tiempos, hace posible igualmente que eso, que se llama la consciencia, sea también un solo bloque de realidad, donde mente y materia, no son más que dos aspectos de un solo bloque.

    Lo que he racionalizado y sacado de la oscuridad, es el aire donde ya vuelan los pájaros. El Amor en la acción, lleva todo desde la oscuridad hacia la claridad. Y el elemento éter, desde la vivencia que representa, es la confirmación de que el trabajo ya está hecho.

    El pasear por la calle y que el cielo de mi coronilla, sea el cielo del universo, me impide toda forma de inercia y por ello, el janni nunca duerme.

    Ni distingue entre materia y espíritu, o entre cuerpo y mente; pues dormir , sería dejar que la consciencia, se partiera en dos mitades. Lo que es uno, solo refleja unidad , claridad e inteligencia.

    Un saludo
    Agustin

Comentarios cerrados.