Dualidad y Dualismo


* El salto cuántico

Todo lo que hay en el universo se basa en los opuestos. No hay nada en el mundo, ni en el universo que sea estático. El universo siempre pasa de un opuesto a otro. Los opuestos están interconectados. En realidad, no hacer más que fluir con ellos. Pero el intelecto humano compara los opuestos, quiere elegir entre ellos y eso no es posible. Los opuestos son polaridades interrelacionadas. Uno no puede existir sin el otro. El ser humano es infeliz por que busca seguridad. La seguridad significa que no ha de haber cambios y nada en el universo puede permanecer de ese modo. La búsqueda de la seguridad ha de terminar necesariamente en frustración. El ser humano ha de aceptar la Inseguridad. El cambio de un opuesto a otro es la propia base de la vida y de la existencia.
La esencia de la indeterminación desde la prospectiva de físico es aún más clara. La partícula básica tiene su propia naturaleza. A veces es una partícula, a veces una onda. Los físicos han acuñado la palabra “quantum”. La naturaleza dual del electrón es imposible de definir, ni en la teoría ni en la práctica. Si conocemos su velocidad, no podremos conocer su posición exacta. Si conocemos su posición exacta, no podemos conocer su velocidad. Ésta es la incertidumbre que prevalece siempre. Esta impredecivilidad se puede ver mejor en lo que se conoce como la paradoja del cubo*

Si miramos fijamente en cubo, de pronto cambia su cara. No sabemos cuando lo hace, pero luego vuelve a cambiar.
Este salto, este cambio de un aspecto a otro, es un claro indicativo de esta dualidad básica. Los procesos humanos de percepción son de tal manera que no permiten ver las dos caras al mismo tiempo.

Amor

carles