EL DE EL ESPEJO


Cuando somos bebes, somos uno con el todo estamos en plena expansión, no hay separación después entramos en contacto con el otro, un espejo que refleja quienes somos y empieza la contracción y identificación con mi…mi nombre…mi sexo… mi todo…

Las referencias son las de imagen que se nos está mostrando. Si estas imágenes están distorsionadas de la historia de vida no digerida del espejo (el otro).

De aquí la importancia que tiene darnos cuente que solo vemos lo que está en nosotros, empezar a darnos cuente que en nosotros se ve el otro, procuremos limpiar el espejo lo mejor posible, o darnos cuente que esta empañado por nuestros prejuicios y eso puede empezar a limpiar el espejo.

Date cuenta, despierta no hay otro, es un espejo.

Un comentario sobre “EL DE EL ESPEJO

Comentarios cerrados.