EL SIGNIFICADO

Normalmente, cuando tenemos una experiencia emocional que catalogamos de negativa, ya sea dolor, sufrimiento o rabia…, la mente le asigna alguna historia, alguna tragedia, y le da un significado que en realidad no tiene. En realidad, nada tiene el significado que le otorga la mente. En realidad el significado no existe.

Las terapias y las enseñanzas llegan hasta donde llega el significado. Le dan sentido a cosas que nuestra mente, dormida e ignorante, no era capaz de darle, y cedemos el poder al otro.El significado no está nunca en este momento. El significado siempre implica una historia, sea del tipo que sea para rescatar conceptos del pasado para explicar algo. Siendo el resultado un método que por mas refinado que sea, será incapaz de reconocer Eso que está más allá de pensamiento: Lo que eres. Esto no es algo que pueda entender la mente.

Todas la acciones suceden sin más. Su suceder no tiene significado, como tampoco tienen significado alguno el cómo suceden. Simplemente suceden. Cuando dejamos las interpretaciones de bueno y malo, aunque estén justificadas por enseñanzas terapéuticas o espirituales más nobles , estaremos preparados para desarrollar la cualidad de ser como es.

Si hay una historia, habrá sufrimiento, sonde no hay significado, no hay sufrimiento. El sufrimiento sólo aparece cuando nos agregamos a nosotros mismos algún tipo de significado, pero lo que creemos ser no tiene un significado inherente. Cuando nos damos cuenta de esa falta de significado de nuestro Ser, somos libre. El significado al que me refiero es suponer que las cosas deben suceder de una forma, y de lo que significa que no sucedan de esa forma.

Por ejemplo, si fuésemos terapeutas y, de repente, dejásemos de tener pacientes, podrías pensar: ¨Oh, Dios mío. ¿Qué estamos haciendo mal?¨ ¡Nada! Simplemente han dejado de venir los pacientes; eso es todo. Mientras te sigamos aferrandonos al significado, las cosa seguirán teniendo un significado. Es probable que en este momento no nos demos cuenta de que el significado que le damos a las cosas es una profecía que conlleva su propio cumplimiento. En realidad, las cosas no tienen significado en absoluto. Vallamos más allá del significado. Pero la falta de significado no se puede practicar, es algo que sucede en plena escucha en la quietud de la Presencia Biodinamica.
amor
Carles