En el círculo.

 Si después de cuatro días, nos levantamos del circulo de escucha con algo más de lo que nos sentamos, el círculo no nos habrá tocado. 

El trabajo es estar disponible a lo que está ocurriendo ahora sin tener ni idea de que va a ocurrir un moneo después. Empezar a darme cuanta de que todo aquello que me ocurre es justo lo que necesito para darme cuanta de que no me estoy expandiendo. Todo aquello que le ocurre al paciente, a mí, es un regalo que la vida nos da, y si el terapeuta se lo quita, le quita la oportunidad de expandirse, crecer. Soy muy consciente de donde me estoy metiendo, yo he sido terapeuta casi treinta años. Se nos eseño que sabíamos y nos lo creímos. Creemos saber que necesita el otro. Sería lindo que durante estos días juntos podamos empezar a encarnar que en realidad no tenemos ni idea que es lo que necesitamos nosotros. Si no se que necesito, como puedo atreverme  a creer que necesita otra persona.

Pero si sé cómo puedo ayudarle, es escucharlo lo más profundamente posible, estando a su lado en contacto. Cuando alguien es plenamente escuchado, tiene la oportunidad de darsecuenta de quién es. 
Amor
Carles