Feliz Vida

Hoy es el solsticio de invierno en un hemisferio y en otro el de verano, ¿cuál es mejor? ¡Qué pregunta más estúpida!, ¿verdad? Pues es como casi todas las preguntas que nos hacemos, estúpidas, porque pretendemos saber y ese saber siempre es de segunda mano. El saber es útil y funcional, cosa que es importante para poder cocer el arroz o cómo de caliente tiene que estar el agua para el mate. 
Pero a la vida le es indiferente un solsticio u otro. 
 
Y en realidad no es de esto sobre lo que quería escribir, quería escribir de estos días absurdos. Casi todo el mundo dice estar de acuerdo con esto pero es mentira, casi todos locos con celebrar algo, no sé qué.
Por la ilusión de los niños. ¿La ilusión de quién? Los niños no necesitan más que ser escuchados, dejarles espacio y son ilusión. 
Ah, escuchar. ¿Escuchar qué? Escucharse, permitirse sentir, sí, sentir sin más. Y estas “fiestas” son justo para no sentir. La gente se vuelve hipócrita intentando no sentir cómo se siente estando en el lugar y la compañía que no desea pero se obliga por los otros. Espera, espera, ¿por quién?
Si no podemos celebrar la vida siempre, no es celebración.
¿Qué es mejor, el verano o el invierno?
Feliz vida
Amor
Carles