Curso profesional

Introducción: Formación de Presencia Biodinámica® aplicada a la terapia

La Presencia Biodinámica pretende ser un trabajo inclusivo, y esto es lo que deseo explicar. Para mí no hay un trabajo mejor que otro, lo que sí hay son
infinidad de niveles de los mismos. Lo más importante es saber desde dónde estamos haciendo el trabajo cuando nos relacionamos con el otro. Hay infinidad de modelos, los cuales son limitantes tanto para el paciente como para el terapeuta sea el modelo que sea.

El fin de todo modelo es el trascenderlo, si esto no ocurre nos hemos quedado atrapados en el modelo y de ahí su limitación. Solo percibimos en el paciente lo que traemos con nuestro modelo, o, dicho de otro modo, no estamos viendo al otro, estamos relacionándonos solo con su historia, con sus síntomas, y ahí no puede haber plena escucha. Desde Presencia Biodinámica la plena escucha es recibir lo que se me muestra en todos los sentidos, sin interpretar, sin juicio, sin saber lo que está ocurriendo, puesto que si pretendo saber, solo tendrá cabida lo que ya está en mí y volveré a limitarlo.

La importancia de la P.B. es que empezamos a ser coherentes y reconocer desde dónde actuamos. La mayoría de las veces actuamos para que se nos reconozca, para agradar al otro, y por ello aprendemos un método y queremos ser los mejores en él. ¿De dónde viene ese querer ser el mejor? Solo puede venir de nuestra historia de vida no digerida, la cual inconscientemente vamos proyectando justo para poder tomar conciencia y que se pueda digerir.

Solo al tomar consciencia de quiénes somos realmente podemos empezar a trabajar desde ese lugar de Quietud o vacío del cual toda manifestación emerge y a ella retorna.

La Quietud es muy poco entendida muchas veces pues la mayoría de las enseñanzas crean una quietud fabricada, lo cual no es Quietud; como seguro alguien me habrá escuchado decir, la Quietud es la no oposición al movimiento, ya estás en quietud justo ahora.

Pero el movimiento, la formas, nos atrapan.

No es mi intención decir lo que hay que hacer, pero sí decirte lo que estás haciendo.

Tomemos el poder, y solo así es posible que el otro pueda tomarlo. El poder de sentirme como me siento ahora, ahora....y ahora.

Éste es mi ofrecimiento: experienciar de dónde venimos, cuál es nuestra historia, y dejar que caiga; así cualquier trabajo hará el trabajo.

Toda la naturaleza está en simbiosis, en ella no existe nada que sea “maligno” o “benigno”. No se basa en la supervivencia del más fuerte sino, al contrario, en un equilibrio Biodinámico en el que todos los elementos actúan en una no-separación.

Es verdad que el león devora a la gacela, pero sólo a aquella más débil, que en la fuga queda detrás, aislada de la manada. De este modo la gacela es útil para el león porque le facilita el alimento y el león será útil al grupo de gacelas porque se comerá a sus elementos más débiles. Salir de la idea
de lo que es justo y de lo que es erróneo nos ayudará a comprender esta sinergia del movimiento de la vida. Nuestro cuerpo, lo queramos o no, forma parte de esta naturaleza y estamos bajo sus reglas.

La naturaleza nos ha dotado de mecanismos para hacer frente a situaciones “inesperadas” mediante programas biológicos que se han ido formando durante miles de años. También nos concede un tiempo útil para resolver estas situaciones que nos causan conflicto y tenemos que enfrentar o, de otra forma, morir. Esto es así porque, si no podemos digerir la situación que causó el conflicto dentro de un período apropiado, no somos capaces de adaptarnos a la vida. Cuando las lluvias hacen cambiar al río su trayectoria alejándose del árbol, éste se activará para alargar sus raíces, hundirlas más en la tierra lo antes posible y encontrar el agua para no morir. Pero para hacer esto dispone de un tiempo determinado.

Un ejemplo: si tocamos el fuego con la mano, instantáneamente la retiraremos sin emplear tiempo en razonamientos o reflexiones filosóficas. En cambio en nuestra vida cotidiana parece que nos acostumbramos a no sentir que el fuego nos está quemando. Y después de un tiempo nos encontramos con la mano quemada, luego pensaremos que el fuego es malo. ¡ Y pretenderemos que alguien nos ayude a que nuestra mano quede como antes!

Es como si nos fuese más facil continuar golpeándonos la cara contra el mismo muro en vez de desplazarnos un poco y pasar por la otra puerta. De hecho, el cuerpo se repara a sí mismo de los primeros golpes, pero cuando supera cierto límite (patrones de vida) le es muy difícil hacerlo. Esto demuestra que el problema no es lo que desencadenó el conflicto, o que nuestro cuerpo o la naturaleza se hayan equivocado. No son las paredes o el fuego los malos, el
problema es nuestra dificultad para “cambiar de lugar” y alejarnos de aquello que nos hace daño y nos mantiene disociados de la realidad.

De muy poco sirve repetirnos mentalmente que el problema que hemos tenido ya ha sido resuelto y que quedó atrás. Si la indigestión que causó el conflicto está digerida, ya no está, se borra. Quizá la confusión está en la identificación con nuestro físico y creernos que es eterno, y con esta ilusión nos concedemos el permiso para seguir dándonos golpes en el mismo muro sin considerar que tendrá unas consecuencias, en ocasiones, irreparables.

La Presencia Biodinámica puede ayudarnos a estar más cerca del sentir verdadero, más atentos a aquello que en verdad es importante, necesario o peligroso para nosotros como personas únicas, con nuestras historias de vida, personales y colectivas.

Amor. Carles

Contenido

Esta es una formación de profundización profesional para terapeutas de cualquier disciplina con un mínimo de tres años de experiencia en la misma. Consta de 3 seminarios residenciales de 4 días cada uno y 6 monitoreos de un día cada uno.

El compromiso es para la formación completa, ya que es un grupo cerrado.

Requisito para realizar la formación:
Haber realizado un Círculo de Escucha de cuatro días anteriormente a esta formación.

Taller 1
Taller 2
Taller 3

LA BENDICION DE LA INSEGURIDAD (Residencial de 4 días)

Contenidos prácticos:
  • Tres prácticas en camilla
  • El enfoque perinatal de la Presencia Biodinámica (práctica)
Contenidos teóricos:
  • La inseguridad como camino de expansión
  • La enfermedad es otra cosa
  • El sistema nervioso autónomo
  • Explorando la quietud
  • La Presencia Biodinámica

TRES MONITOREOS de un día cada uno.

PRESENCIA BIODINÁMICA 1 (Residencial de 4 días)

Cada asistente presentará tres Historias Clínicas de al menos tres sesiones cada una.

Contenidos prácticos:
  • Tres prácticas en camilla
  • Profundizando en la quietud
Contenidos teóricos:
  • No somos la historia
  • Enfoque perinatal (teoría, acompañando a mamás y bebés)
  • Las relaciones
  • Casos clínicos
  • La biología del shock y del trauma
  • Desde dónde realizamos el trabaj

TRES MONITOREOS de un día cada uno.

PRESENCIA BIODINÁMICA 2 (Residencial de 4 días)

Cada asistente presentará tres Historias Clínicas de al menos tres sesiones cada una.

Contenidos teórico-prácticos:

Profundizaremos en la más pura presencia, que es la posición de Amor en la que queda claro que no hay objetos, ni personas ni el mundo, sino solamente la continúa intimidad de la experiencia pura, cuya sustancia es la presencia, consciencia vacía y transparente.

Aquí entra la posibilidad de revelación de la consciencia misma, en que la auto-indagación ha llegado a su final natural. La consciencia se ve liberada de todas las superposiciones del pensamiento, tanto de las burdas como de las sutiles, que parecían limitarla y ubicarla, y se puede revelar cómo es, íntima y absolutamente una con todo lo que es manifiesto.

Es esta rendición total a la Presencia Biodinámica lo que nos permitirá compartir como terapia el trabajo. En esta rendición, que es lo que íntimamente sabemos que somos, para nosotros es evidente que lo que somos es esa presencia abierta, vacía, transparente, en la que surgen los objetos aparentes de la mente, el cuerpo y el mundo. Simplemente tomamos nuestra posición de forma deliberada como esta presencia y permitimos que todo tenga lugar en ese vacío sin ninguna otra intención o interferencia, de la misma manera que el espacio de una habitación permite todo lo que tiene lugar en ella.

Carles Company

Desde hace 30 años me dedico a aprender, practicar y enseñar la parte más espiritual de la osteopatía, desarrollando su camino cada vez más hacia la Quietud, hacia un nivel de Presencia donde el contacto es con el ser, no con el hacer...

A esta forma de acompañamiento, desde hace años, lo llamo PRESENCIA BIODINAMICA®

Llegué aquí cuando siendo osteópata estructural cayó en mis manos un libro en francés: “ Membranas de tensión recíproca ” de Andrea Duval, un alumno de Rollin Bequer.

Cuando leí este pequeño libro recuerdo que me dije: “Cuando sea mayor quiero trabajar así ”. Después pasaron algunos años, y un día por la red, contacté con Mike Boxhall. Sentí que esto era como el libro que años atrás había leído. Lo invité a compartir su trabajo en España, él aceptó y estuve 7 años a su lado.

Siento que la tarea del terapeuta es escuchar sin juicio (él es una parte igual de la ecuación), con tanta profundidad como sea posible. El terapeuta trata de escuchar desde la matriz original, sin juicio, lo que se le enseña, en la medida en que puede recibir esa revelación.

Esto es lo que llamamos espejo, fulcro, o como se quiera.

Se ha dicho: "A veces el hecho de seguir los procesos limita nuestra utilidad". Y yo digo: “¡Entonces, es que no hemos seguido el proceso hasta la profundidad suficiente!”. No lo hemos seguido más allá del nivel de la experiencia del pasado.

Nos hemos quedado en lo conocido. Y el miedo a lo desconocido, que es el miedo definitivo, nos ha mantenido en el lado de la frontera donde nos limitamos a recibir información y nos ha excluido de lo desconocido, de lo nuevo, de las infinitas posibilidades producidas por la expansión a la velocidad de la luz de la nueva información. A esta receptividad la llamo, estar en contacto con el Principio Femenino.

Lo que me hizo empezar a trabajar de esta manera fue la convicción, adquirida a lo largo de los años, de que la mayor parte de las terapias son, o pueden ser, de algún modo, debilitadoras para el ser total del paciente, ya que tratan únicamente un síntoma presentado. Incidentalmente, aunque esto no carece de importancia, también me di cuenta de que la mayoría de las experiencias formativas son, en alguna medida, debilitantes para el alumno.

Después de 30 años de experiencia como terapeuta de diversas modalidades de terapia y después de cincuenta y cuatro años de experiencia como paciente, he llegado a la conclusión de que lo que está pasando es que el pensamiento y la racionalidad se han adueñado de casi todo, y que todos los demás aspectos de lo que yo llamo inteligencia de la presencia biodinámica han sido desterrados a la trastienda.

Actualmente sigo profundizando en la P.B, dando seminarios y sesiones por España, Alemania, Argentina, México, Colombia y Puerto Rico.

Bibliografía

Capra, F. La trama de la vida, Anagrama, 1996.
Hamer R. G., Il Capovolgimento Diagnostico, Amici di Dirk, 2009.
Pfister M., Manuale di applicazione delle Cinque Leggi Biologiche, Second Natura Editore, 2014.
Kumar, P., Clark, M. Clinical Medicine, WB Saunders, 1998.
Hamer, R.G. Scientific Chart, Amici di Dirk, 2007.
Lehninger, A. Nelson, D. Principios de Bioquímica, Omega, 1995.
Watzalwick, P., Nardone, G. El Arte del Cambio, Herder, 2007.
Porges, Stephen W. “Neuroception: A Subconscious System for Detecting Threats and Safety.” Zero
to Three Journal 24, núm. 5 (May 2004): 19-24.
Chamberlain, David B., PhD. The Mind of Your Newborn Baby. Berkeley, CA: North Atlantic Books,
third edition, 1998.
Castellino, R. “The stress matrix: Implications for prenatal and birth therapy.” Journal of Prenatal and
Perinatal Psychology and Health, Vol. 15, Núm. 4: 31-62 (2000).
Peter Levine, Healing Trauma: A Pioneering Program for Restoring the Wisdom of Your Body.
Life in Motion: The Osteopathic Vision of Rollin E. Becker, O.d.