LA NO-RELACIÓN, AMOR

Cuando soy consciente de quién soy, todo aquello con lo que me relaciono es conmigo mismo. En ese momento soy totalmente responsable del pensamiento y sensación que siento ante la situación o persona que veo delante de mí. Esa persona me muestra el reflejo de mí mismo y cómo es mi relación conmigo. Desde ese punto todo es muy intenso. No hay filtros. Cuando estoy dispuesto a aprender cada encuentro con ” otro” es mi maestro. Y cada sensación se vive con totalidad. Cuando siento algo que no es plena felicidad, me detengo y siento. Sólo requiere que me de cuenta de que creo que sé quién es o cómo es la persona que tengo delante. En este mundo de reflejos no sabemos nada. No vemos nada tal cual es en realidad en ese momento. Aprendimos a relacionarnos a través de las experiencias pasadas y nunca dejamos que una relación sea totalmente verdadera, completamente enmarcada en el presente, limpia de nuestros pensamientos de separación.

Lo que te trae aquel que tienes delante es inabarcable una oportunidad de expansión, justo al contrario que por la mente, que cree estar limitada en un cuerpo. Cuando tus juicios desaparecen, con lo único con lo que te puedes relacionar es con lo único que existe: el amor mismo relacionándose consigo mismo. Es una experiencia de éxtasis total y ocurre cada vez que estás delante de alguien, incluso aunque sea de pensamiento. la mayoría de la veces lo único que hacemos aquí, en este mundo, es tratar de mitigar esto con nuestras relaciones hasta tal punto que la experiencia con el amor haya desaparecido de nuestras conciencias y se haya convertido en una búsqueda.

Cuando tratas de cambiar a alguien no puedes tener éxito porque lo que en realidad tratas de cambiar es lo que tú ves en esa persona y lo que ves en esa persona es un pensamiento una creencia tuya.

Lo único que hacen tus relaciones es informarte continuamente. Te informan de si estás alineado con tu realidad o no. Dando cuenta que esta surgiendo en mi. ¿Cómo saber si está alineado o es real? Muy fácil. Si estás alineado o enfocado te sentirás feliz; si no lo está, sentirás cualquier otra cosa y lo único que requerirá es que vuelvas a mirar a esa relación tal como es en realidad en lugar de usar el tiempo para tratar de cambiarla o ajustarte a ella. ¿Puedes ver la inmediatez de esto? Es sólo darte cuenta, tomar consciencia de mi sensación lo que cambia todo lo que te rodea. Sé que puede parecerte imposible o difícil que eso sea así debido a lo sencillo que es. Pero la realidad es simple y sencilla.

Si las relaciones tienen algún sentido, éste es aprender a estar alineado con tu Ser. Nada más. Cualquier otro propósito que le des va a ser real para ti y va a implicar tiempo y dualidad. Esto te conducirá a buscar estar cómodo en el sufrimiento de la separación en lugar de querer salir de él. La única relación que existe en realidad es la que tienes con tigo mismo. El resto son opiniones o puntos de vista de lo que esa unión es para ti. Cada relación, del tipo que sea, en la que te encuentras refleja la opinión que tienes, en ese momento, de tu relación con el Todo. Si observa el elemento de la gran mayoría en todas ellas es la separación. Tan sólo creyendo que el de enfrente no te ama puedes evitar sentir el Amor. Incluso escuchando a alguien decir: «No te amo» puedes sentir el Amor.

Amor
carles

2 comentarios sobre “LA NO-RELACIÓN, AMOR

Comentarios cerrados.