Mientras estemos en demanda.

Para apreciar una situación, para degustar el sabor de cualquier cosa, es preciso estar libre de ella.
Cuando no has comido nada desde hace días y te ofrecen comida, no es momento para degustar la sutileza de los sabores, tienes demasiada hambre para ello. Para degustar un vino para apreciar una comida, es preciso no tener ni sed ni hambre. 
Mientras estés en la demanda, no puedes tocar un cuerpo, piensas que tocas el cuerpo de otro, pero solo entras en contacto contigo mismo,  encuentras con tu propia problemática. Cuando ya no experimentas la necesidad de tocar o de que te toquen, entras en contacto desde la no demanda, pasa otra cosa.
Esto es así a todos los niveles. Mientras necesitas algo, esta cosa nos limita. Lo útil es actuar sin necesidad, libremente.
Cuando la emoción se prolonga tras la sesión, está muy bien. Déjate sentir, siente un afecto absoluto por esa emoción, es tu tesoro más íntimo, te revelará tu libertad, sino la atrapas, siéntala. Siéntela con todo tu cuerpo como un bien preciado. Poco a poco, este tesoro se revelará…Pero no eres tú quien debe hacerlo, aparece, vendrá a su propio ritmo.
Las sesione de Presencia Biodinámica nos permiten dejar sentir en nosotros estos tesoros, estas emociones. Que posteriormente se actualizarán en nuestra tranquilidad que nos revelara los aspectos más profundos del Ser. 
La emoción no nos impide estar tranquilos. Al contrario, nos lleva a la tranquilidad. Es la tensión del cuerpo la que nos lleva a la toma de conciencia de la relajación verdadera. Es en esta relajación que la tensión aparece y nos revela la relajación. Permitiéndonos contratar lo que eta libre en nosotros.
Éste es el enfoque en PB. En otros trabajos la tensión se rechaza. Aquí sucede lo contrario, todo lo que siente nos lleva a la tranquilidad. Ello exige una mayor sutileza. La mayoría de los seres humanos al olvidado este  “idioma” y les es muy difícil funcionar así 
Amor
Carles

2 comentarios sobre “Mientras estemos en demanda.

Comentarios cerrados.