Morir al momento

Estás acostumbrado a vivir en fracción. Cuando tu imagen de ti mismo muere, vives completamente. Esta plenitud nunca puede ser objetiva, porque no queda agente alguno para concebirla. Sólo puede ser vivida. Debes familiarizarte con el hecho de morir. Es una nueva sensación. Una sensación sin sentimiento. 
Tú te imaginas que la muerte de la imagen de ti mismo es una ausencia. Pero eso no es más que el ego hablando en nombre de su propia supervivencia. Sal del círculo vicioso del vivir en el estrecho mundo del ego. La muerte del inseguro ego te deja en completa seguridad. De modo que, lo que es inseguridad desde el punto de vista del relativo yo es seguridad absoluta en términos de la totalidad de tu ser. Hay personas que viven en situaciones trágicas pero prefieren vivir así que en ninguna situación, porque donde no hay situación alguna el yo ya no tiene donde agarrarse. 
Amor
Carles

2 comentarios sobre “Morir al momento

  1. Carles, una vez más gracias por estar! comienzas diciendo que vivimos en fracciones, yo observo que la fracción se da cuando dejo de estar en la presencia donde todo es, donde no hay reparo alguno y la forma desaparece y luego viene la fracción y la cotidianeidad me trae nuevamente a las cosas. En un tiempo mi anhelo era quedarme en ese lugar maravilloso. Mas tarde vi que eso era codicia y voy y vengo, de hecho la referencia de dónde estoy la tengo con la inseguridad.te consulto: hay algún estar que se pueda acercar al camino del medio o a la integración de ambos estados? es aún un camino desconocido para mí. Otra vez, gracias!

  2. Hola maría rosa. No puedes deshacerte de la cotidianidad, es aquí donde hay que estar. Intentar hacer el trabajo fuera de ella, es no estar en la realidad. Eso no quiere decir que no recordemos en los círculos.
    Puedes estar en un estado de presencia en plena escucha en cualquier momento, es el esperar a conseguirlo el que pospone que puedes vivir en lo cotidiano.
    Lo cotidiano se vuelve mágico.
    Amor

Comentarios cerrados.