PERINATAL BIODINAMICA

Repetimos los patrones de conducta casi inconscientemente cuando estamos en un surco de la mente creado por los condicionamientos de nuestras experiencias de vida tempranas. Desde que encarnamos hasta los primeros años de vida es como si se nos fuesen cargando programas en un disco duro, que es lo que creemos ser, y muy probablemente pasamos el resto de nuestra vida diciendo que hacemos lo que queremos sin darnos cuenta de que estamos en un surco, y que algunas veces, al darnos cuenta, empleamos mucha energía en poder salir de él sin ser conscientes de que lo estamos haciendo más profundo. Hace algunos años tuve una conversación con mi segunda hija, tenía unos 17 años. Compartiendo una pizza en un restaurante terminamos llorando los dos, y la conversación me hizo profundizar en este trabajo. Yo viví los primeros 25 años en un pueblecito de 900 habitantes y, no por casualidad, los que ahora son padres de los amigos de mi hija habían sido mis amigos. Lluna me contaba cómo se sentían ella y sus amigos con respecto a las relaciones con sus padres, cómo se sentían controlados y casi manipulados por las cosas que sus padres pensaban que eran lo mejor para ellos… En fin, me vino inmediatamente durante la conversación las mismas conversaciones que yo tuve con los que eran los padres de sus amigos, entonces mis amigos. ¿Cómo podía ser? ¡Eran las mismas! Y vino a mi recuerdo una frase que muchas madres en consulta dicen, algo así como: – Me siento horrorizada cuando me veo actuando, riñendo a mi hijo como mi madre lo hacía conmigo y no lo soportaba- Seamos sinceros con nosotros mismos y recordemos que la gran mayoría de nosotros cuando éramos adolescentes no nos entendíamos con nuestros padres, lo cuales no tenían ni idea de nuestras inquietudes ni nuestras necesidades y deseos, no sabían lo que necesitábamos, entonces pues, ¿cómo nos atrevemos a creer que sabemos lo que nuestros hijos necesitan? ¿Qué ha ocurrido? Esto está ocurriendo: repetimos los patrones en piloto automático y al darnos cuenta, como comenté antes, empleamos mucha energía y tiempo en poder rectificarlos o sostenerlos, pero cuando bajamos la guardia y alguien o una situación nos toca el botón nos encontramos reaccionando en el lugar de siempre, y nos castigamos creyendo que nunca podremos salir del surco. Desde este lugar es donde surgió el curso que llamo Perinatal Biodinámica (experiencias tempranas), siento que es importantísimo el poder contactar con lo que queda en mí AHORA de los patrones tempranos. Sólo cuando tomemos conciencia o podamos escuchar plenamente (este un tema aparte, el de escuchar), estos tomarán sentido en mi vida ahora y es probable que me dé cuenta de muchas cosas de mis reacciones diarias. Y para mí, mucho más importante, darme cuenta de que no actúo así porque quiero sino porque es de donde vengo, y puedo soltar el fantasma de la palabra CULPA. Amor Carles