Practica.

Intenta en tu observación a que sea lo observado lo que venga a ti, no tú el que vayas hacia lo observado. Esto supone una actitud de totals apertura receptividad. Al principio, el cuerpo se te aparecerá como algo fraccionado, pero cuando mantienes la observación llega un momento en el que se produce una fusión de todas las partes y tienes entonces una sensación global del cuerpo. Sientes el cuerpo como algo cada vez más sutil, expandiéndose más allá de los límites de tu piel. En este proceso no hay nominación. Cuando no hay conceptualización, observador y observado desaparecen en un momento determinado y lo que queda es sólo percepción pura, percepción directa si separación , estas en Presencia Boodinàmica. 

Amor

Carles