Quien elige?

La eleccions es un espejismo muy vivido que nos mantiene en la sensación de que tomamos decisiones que nos llevan a algún sitio. Nos empeñamos, en cierto sentido, en evitar nuestra propia naturaleza, construimos un pequeño “yo”, que vive una cosa llamada vida, con el único fin de evitar el descubrimiento de que somos uno. Pero es que ese descubrimiento es muy inquietante para el “yo”. La mente no quiere que se produzca el descubrimiento de la unidad, le da auténtico pánico. Y le encantan los métodos para huir de la realidad.  

Amor 
Carles