Rendirse

Probablemente  todo  el  mundo  ha  tenido  la  experiencia  de  intentar  soltar  o  rendirse.  Sin embargo  intentar  y  rendirse  son  conceptos  mutuamente  excluyentes.  Mientras  lo intentamos,  no  hay  dejar  ir. Para  que  esto  ocurra,  debes  ver  que  no  puedes  hacerlo  de  ninguna  de  las  manera.  Tienes que  llegar  al  final  de  la  linea,  al  final  de  la  cuerda.  Sólo  entonces  puede  realizarse  la rendición  espontánea.  Lo  único  que  podemos  hacer  como  seres  humanos  es  ver  que seguí  aferrados  es  inútil,  todo  intento  de  agarrarse  es  una  forma  velada  de  rechazar  quién y qué somos realmente.

Amor
Carles