Un Acuerdo.

Cuando dejo de calificar de positivo o negativo, de triunfo o fracaso, lo que se presenta no es mas que yo mismo, mi resonancia proyectada. Allí hay acuerdo. No el acuerdo de un sujeto a un objeto, sino un acuerdo de unidad sin separación. Un acuerdo con el cuerpo cuando sufre o funciona mal, un acuerdo con al vida, con lo que te ofrece. Sin la demanda de querer lograr o recibir cosa alguna.
Escuchar es extraordinario si trasciende lo escuchado. 
La Presencia Biodinámica es un acuerdo profundo con la vida, consistente en escuchar.
Estar sin demanda, sin espera en lo más simple que existe. Esto te une con todos los seres, con todo el universo, Vacío. Ahí hay simbiosis.
Si intentas ponerte de acuerdo con algo, te pones de acuerdo con una ideología, un competo, con tu historia de vida no digerida. Esta acuerdo carece de valor, no es útil.
Presencia Biodinamica es ponerse de acuerdo con lo que se presenta en el instante.
Pero curiosamente, no lo puedes hacer. Es algo que ocurre, que te llama y que rechazas a cada instante porque quieres estar de acuerdo con el instante de después ocurre o no. Puedes ver el mecanismo?
La emoción que surge en mi, es con ella que tengo que estar de acuerdo, permitirla, escucharla. No hay nada mas.
Mientras queramos que el entorno sea diferente de lo que es, la insatisfacción permanecerá. Aunque mi pareja se convierta exactamente en lo que deseo de ella, al los días me faltará otra cosa…Lo que le pido a la pareja, al mundo, soy yo mismo. Esto no me lo puede dar ningún  otro. En el instante que ya no espero nada de nada, ni siquiera de mi mismo, me doy cuenta de que escuchar es mi gozo y mi satisfacción. Ya no necesito que me escuchen, que me quieran o que me detesten, comprendo, respeto, la manara como me ve el mundo, es su historia y tiene sus razonas. El entorno no crea ningún problema. Si suscita en mi la menor dificultad, ello significa que estoy juzgando de alguna forma. En lugar de vivir la realidad, pienso que el entorno debería ser diferente. El entorno es el que es. No estar de acuerdo con la realidad significa tener un problema: no con ella, sino con migo mismo.
Amor
Carles